Skip to the content
El artículo ha sido agregado al carrito.
El artículo ha sido retirado del carrito
Cliente agregado al carrito.
Debe seleccionar un cliente antes de agregar productos
Solo puedes comprar un número limitado de este artículo
Menu

Los fundamentos del control climático de invernadero

El crecimiento y desarrollo de las plantas es un proceso complejo, fuertemente influenciado por el ambiente del invernadero. Con el control de condiciones, puede lograr el mejor clima posible tanto para sus plantas como para su negocio.

Esencialmente, el clima dentro de un invernadero consiste en temperatura, humedad, intensidad de luz y concentración de CO2.


Estos elementos están influenciados por:

1. Condiciones externas: radiación, nubosidad, temperatura,
humedad, lluvia y velocidad del viento

2. Condiciones del invernadero: ventilación, calefacción, proyección, iluminación.

3. Condiciones de la planta: transpiración.

 

Las condiciones externas son inmutables y la transpiración de las plantas es el resultado de innumerables influencias. Sin embargo, las condiciones del invernadero se pueden manejar y controlar más fácilmente. Muchas de las variables se influyen entre sí.


Factores que influyen en el crecimiento de las plantas

1. Fotosíntesis 

La planta recoge dióxido de carbono del aire, que, junto con el agua, crea hidratos de carbono y oxígeno. Los niveles de dióxido de carbono, temperatura y luz son los factores clave.

2. Respiración 

La planta transforma  algunos de los carbohidratos  en energía libre utilizada para los procesos de mantenimiento. Los carbohidratos restantes se convierten en tejido vegetal. El proceso de respiración es altamente dependiente de la temperatura.

3. Transpiración 

Controla el agua, la absorción de la nutrición y el enfriamiento de la planta. Suficiente transpiración permite la hoja mantener la temperatura adecuada y desarrollar un metabolismo fuerte. Intensidad de la luz, la temperatura y la humedad son los factores clave

 

 

 

Loading…