Publicado 29/08/2016

La producción estable de alimentos está volviéndose cada vez más importante

Anders Ludvigson ha sido presidente de Svensson por más de ocho meses, tomando el cargo de su hermana Anne. Ambos pertenecen a la cuarta generación de Ludvigson. Ellos dirigen la fábrica textil sueca de pantallas climáticas y textiles para interior. Hablamos con él acerca del negocio familiar y del futuro de Svensson.

Anders-Ludvigson.jpg
En 1999, el entonces director de la filial holandesa Cees den Boer lo invitó a venir a Hellevoetsluis y hacerse cargo. Desde 1985 había sido el lugar físico del almacén central de los Países Bajos y más tarde del resto de Europa. "Hasta ese momento yo estaba trabajando para la compañía sueca Intentia. Estaba suministrando sistemas ERP [Enterprise Resource Planning - Ed.]. Mi padre Ivan no me presionó para que empezara a trabajar en el negocio familiar. Fue algo que hice enteramente por mi propia voluntad. Fue mi tiempo. Los miembros de la familia que eligen trabajar allí, lo hacen por decisión propia y no porque sea lo que mamá o papá quieren. Una junta de supervisión externa nos somete a un examen para ver si somos las personas adecuadas para los puestos dentro de la empresa. De lo contrario, se acaba el juego. Se trata de conseguir que el negocio progrese, para permitir que la próxima generación disfrute de la posibilidad de trabajar aquí, si así lo desea".

“"El pilar de las pantallas climáticas para uso en invernaderos ahora constituye el 70 % de la facturación y el resto proviene de los textiles para interiores".

Textiles para interiores

Las bases para esta organización multinacional se establecieron alrededor de unos 130 años. Comenzó en la industria textil con el propósito de hacer cosas tales como cortinas para el hogar. Fue el padre de Anders, Ivan Ludvigson quien, después de la Segunda guerra mundial, de hecho, desde los años 1950 y 1960, trabajó para internacionalizar y modernizar la producción y la innovación. Ivan viajó por todo el mundo con maletas llenas de muestras de material para acceder a nuevos mercados. Con abundancia de éxito. El pilar de las” pantallas climáticas para uso en invernaderos ahora constituye el 70 % de la facturación y el resto proviene de los textiles para interiores. Anders siempre ha trabajado en esta división e incluso la dirigió en los últimos años: "Estoy aprendiendo rápidamente cómo funciona el mundo de textiles para interiores".

En Hellevoetsluis, Anders llegó a conocer la empresa familiar y el mundo de los invernaderos, pantallas, agricultores y constructores de invernaderos. "Después de todo, yo era del mundo del software", dice riendo. "Durante el período que va desde marzo 1999 hasta mayo 2005 aprendí mucho sobre el negocio, lo que me permitió llevar ese conocimiento a la oficina principal en Kinna. Es debido a ese hechizo en los Países Bajos que mi hijo mayor Jacob tiene Spijkenisse como su lugar de nacimiento en su pasaporte. Mis otros dos hijos nacieron aquí en Suecia. ¿Serán la quinta generación? Ni idea.  Desde luego, no los presionaré. El libre albedrío, como ya lo dije, produce un mejor resultado. Jacob viajó recientemente con un lote de pantallas de Kinna a Hellevoetsluis para estar allí en la entrega a un cliente de los Países Bajos. Pudo experimentar la cadena de extremo a extremo de primera mano. Él pensó que era emocionante".


Pantallas climáticasAnders-Ludvigson-01.jpg

De vuelta en Suecia, Anders empezó a trabajar bajo los auspicios de su padre Iván, que falleció el pasado verano. "Fue en parte por esa razón que tomé el cargo de la presidencia de Anne y ella se convirtió en presidente de Ludvigson Invest AB. Anne y yo no diferimos en términos de nuestra visión. El objetivo es seguir creciendo, para asegurar que la compañía se mantenga fuerte en el futuro”. Él cita a su legendario padre Ivan Ludvigson. De hecho, es sólo en los últimos 35/40 años que la división de climáticas ha experimentado un enorme crecimiento. Durante el espacio de un par de décadas se convirtió en uno de los mayores productores de pantallas climáticas del mundo. En los últimos años, se han añadido servicios de asesoramiento a los agricultores y constructores de invernaderos.

"La producción de alimentos estables se está volviendo cada vez más importante. Más y más bocas necesitan ser alimentadas".

Familias

Cuando le preguntamos lo que aprendió de Ivan hay un breve silencio. Anders reflexiona sobre la pregunta y murmura: "No te preocupes. La vida es demasiado maravillosa para preocuparse por cosas triviales. No quedes atrapado en las cosas, siga adelante". Durante el año pasado, Anders y su equipo han clasificado todos los diferentes tipos de pantallas climáticas en cinco familias de productos. Esta subdivisión en 5 grupos de productos proporciona una mejor visión de conjunto. Al preguntarle acerca de sus mayores esfuerzos para los próximos años, Anders es inequívoco. Convertirse y permanecer como un actor importante en la producción de alimentos. “La producción de alimentos estables se está volviendo cada vez más importante. Más y más bocas necesitan ser alimentadas. Svensson aporta un valor añadido para hacer esto posible. Nuestras pantallas climáticas permiten un cultivo más sostenible y aumentan el rendimiento de los invernaderos. Por otra parte, puede ver que nuestra empresa también se mueve hacia la consultoría. El hardware y las pantallas, son cada vez mejores y mejores, pero también tendremos que proporcionar a nuestros compradores el conocimiento y ayudarles con el problema de los alimentos. Sólo entonces podremos contribuir con éxito a la alimentación de todos esos miles de millones de bocas".

 

Suscríbase a nuestro boletín de noticias