Publicado 13/06/2017

Cortinas climáticas para ahorros considerables

Es siempre durante la temporada de impuestos que nos enfrentamos con la certeza y la prominencia de los impuestos, tanto personal como profesionalmente. Son un costo que todo el mundo debe abordar en sus vidas. Al igual que los impuestos, los costos de energía son una característica prominente de la gestión del invernadero que no siempre se consideran hasta que las facturas vienen. Aunque actualmente el costo del gas para la calefacción y la electricidad para la iluminación puede no estar en un nivel histórico, las inversiones en la conservación de la energía por parte de los productores pueden conducir a un ahorro de costos a largo plazo.

Consideraciones climáticas del invernadero

Aparte de la mano de obra, el costo de energía asociado con el control del clima es típicamente el gasto más grande de un invernadero comercial y a menudo la preocupación más grande del cultivador. Mantener el clima de nuestro invernadero tan cercano a lo ideal deseado para un cultivo determinado ayudará a maximizar el crecimiento y rendimiento del cultivo, y ayuda en el control de plagas.

La temperatura, la humedad, la intensidad de la luz y las concentraciones de dióxido de carbono son los principales elementos del clima del invernadero. Todos estos son impactados por el clima exterior, las condiciones de invernadero y las condiciones de la planta, es decir, la tasa de transpiración. En pocas palabras, un productor debe tratar de controlar sus condiciones de invernadero - desde la ventilación, sistemas de HVAC, iluminación y otros componentes sobre los cuales el cultivador tiene influencia - para optimizar la temperatura, la luz y la humedad para su cultivo. Estos, a su vez, afecta la tasa fotosintética del cultivo, la respiración y la transpiración. Las cortinas climáticas pueden servir como importantes reguladores de las condiciones del invernadero y pueden tener un fuerte efecto sobre la luz y el calor, lo que puede ser extremadamente eficaz para mejorar la calidad y uniformidad de los cultivos y contribuir a tiempos de producción más cortos.

Cortinas y ahorro de costos

En general, las pantallas climáticas o las cortinas de energía / sombra afectan la transmisión de luz entrante y la retención de calor dentro de un invernadero, ambos factores que afectan en gran medida el uso total de energía. Mientras que las cortinas para invernaderos representan un gasto inicial, suelen pagarse por sí mismas en ahorros de energía en tres a cinco años, y a veces en tan sólo 18 meses. 

Mes a mes, los costos totales de energía asociados con un invernadero comercial pueden reducirse entre el 25% y el 40% con el uso de pantallas. Además, el uso adecuado de las pantallas climáticas ayudará a optimizar el clima general en un invernadero, lo que disminuirá la intensidad y el costo de las actividades de manejo de cultivos tales como riego, rociado y poda, y posiblemente ahorrar a los cultivadores en costos laborales. 

Las pantallas climáticas tienen una duración de 7 a 10 años con una instalación adecuada y, a menudo, funcionan bastante más allá de este marco de tiempo. Es un componente igual de importante para el control de clima de un invernadero para un productor que como otros componentes físicos de una casa, tales como el piso, paredes laterales y finales y materiales de techo.

Selección de cortina para ahorros adicionales

Como se mencionó anteriormente, las cortinas afectan el clima del invernadero a través de sus efectos sobre la transmisión de luz y en la retención de calor dentro de la casa. Algunas cortinas están diseñadas específicamente para impactar un método, mientras que otros tipos de cortinas son más multifuncionales y pueden abordar tanto la transmisión de luz como la retención de calor.  

Hay cortinas de sombreo tradicionales, así como pantallas de energía transparente, destinados a la retención de energía, que permiten los máximos niveles de transmisión de luz. Muchos invernaderos suelen confiar en las cortinas con la capacidad de proporcionar opciones versátiles. Por ejemplo, las cortinas de energía que proporcionan un cierto grado de sombreado permiten tanto la retención de calor durante meses más fríos y la protección UV en períodos más cálidos. 

Las cortinas de difusión de luz se han convertido en una opción cada vez más popular en los últimos años. Hay múltiples beneficios asociados con la luz difusa, incluyendo una distribución más uniforme de esta en el invernadero, un crecimiento más rápido de la cosecha y plantas más sanas. 

Si un productor desea cortinas para usos múltiples, a menudo es posible utilizar dos cortinas separadas en un invernadero. Por ejemplo, una cortina de difusión de luz podría ser emparejada con una cortina de energía transparente para gestionar la difusión de energía y luz sobre el mismo cultivo.

campsv45504.jpgLas cortinas de energia pueden proporcionar opciones versatiles y se pueden utilizar para el sombrear en verano o para difundir la luz, lo que crea una extension mas uniforme y mas profunda de la luz. En la foto se encuentra la cortina Harmony de difusion de luz de Svensson.

Instalación y utilización de cortinas

La primera consideración en la utilización de cortinas climáticas para ahorrar en los costos de energía de invernadero es la selección de la cortina o cortinas adecuadas para su invernadero. Esta selección dependerá del clima exterior de su región, así como de sus objetivos de control climático en los invernaderos y, por supuesto, de los cultivos.  

Los costos iniciales deben tenerse en cuenta, pero al determinar los presupuestos, es importante analizar el posible ahorro de costos que se logrará con el tiempo mediante la instalación y utilización de pantallas climáticas. Existe una serie de calculadores de energía y otros programas que pueden ayudar a los agricultores a cuantificar estos costos y, por lo tanto, los beneficios de los tipos individuales de cortinas para invernadero.

En segundo lugar, la instalación adecuada de las pantallas es vital para maximizar su utilidad de ahorro de costes. Con demasiada frecuencia se pasa por alto la importancia de buenas juntas entre la cortina y el material de los flancos y los bordes delanteros y traseros de los paneles de cortina. Cuando los paneles de la cortina están completamente extendidos, el aire en el ático del invernadero debe estar completamente separado del aire del área de crecimiento debajo de él. Si no se proporciona esta barrera se puede reducir la capacidad de ahorro de energía de la pantalla en hasta dos tercios.

El sistema mecánico de los paneles de la cortina debe asegurar un sellado hermético entre los bordes delanteros y traseros de los paneles. Los bordes del perímetro del panel están típicamente sellados por botas de tela en sus extremos o bolsillos a lo largo de las paredes laterales. También se debe considerar la proximidad de la cortina climática a otros componentes del invernadero que pueden dañar la cortina, tales como calentadores de unidad y ventiladores HAV.

Por último, los cultivadores deben ser educados sobre el uso adecuado de su cortina, incluyendo la duración y el tiempo de uso. Una cortina de sombra que proporciona un alto porcentaje de sombreado se utiliza apropiadamente durante los tiempos en los que es adecuada menos transmisión de luz en el invernadero, como en el medio día durante meses más cálidos y soleados cuando la temperatura del invernadero puede exceder lo óptimo para el cultivo.

Por el contrario, una cortina de energía instalada principalmente para la retención de calor se despliega mejor cuando la retención es más importante que la transmisión de luz perdida. A menudo, esto es simple si la cortina de energía se utiliza para retener el calor en el invernadero y evitar la condensación por la noche - más complicado es determinar en qué punto la cortina debe ser reabierta por la mañana y cerrada por la noche.

Tener cortinas de doble capa en un invernadero da al productor mucho mayor control y flexibilidad sobre la gestión del clima. Sin embargo, el productor debe considerar el uso de dos pantallas por separado o en tándem, lo que complica las decisiones de despliegue que deben tomarse.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias