Publicado 06/03/2016

¿Qué sistema de cortinas es el ganador en las pruebas de Florida?

La luz difusa se traduce en hojas más activas y un mejor aprovechamiento de la luz. Cuando se trata de sistemas de sombreo, ¿qué tipo funciona mejor en los invernaderos? Dos estudios recientes llevados a cabo en Florida se propusieron buscar la respuesta mediante la comparación de las propiedades de tres cortinas con bloqueo del 60 por ciento de uso común para la producción de viveros e invernaderos.

Las cortinas exteriores estándar negras y metálicas a menudo propagan la luz de manera inconsistente, haciendo que algunas plantas reciban más luz que otras, lo que requiere que los cultivos muevan  con regularidad. En contraste, las cortinas blancas difusoras de luz permiten que la luz penetre más profundamente y con mayor consistencia, promoviendo incluso el crecimiento de las plantas y una manipulación reducida del cultivo. Esta luz difusa mejorada genera aumentos potenciales de la densidad del cultivo, maximizando su rentabilidad.

BL-Trial-images.jpg
El objetivo de los dos estudios de Florida, realizados por la Universidad de Florida en el Brite Leaf Citrus Nursery, era investigar si es posible bajar la temperatura del aire y de la hoja y mejorar la calidad de los cultivos, usando una cortina blanca exterior abierta que difunda la luz, en comparación con las cortinas metálicas y negras.

En una prueba realizada en el Centro de investigación y educación de la Costa del Golfo de la Universidad de Florida, 12 recintos de marco metálico se revistieron con una lámina estándar de polietileno transparente de 6 milésimas de pulgada.

Los tratamientos mediante cortinas con sesenta por ciento de bloqueo, incluyendo una cortina negra con 60 por ciento de bloqueo (Shade Rite), una cortina metálica con 60 por ciento de bloqueo (Aluminet) y una cortina difusora blanca con 60 por ciento de bloqueo (Svensson Harmony 6420 O E) se asignaron al azar y se colocaron sobre la lámina de polietileno. En cada recinto se colocaron plantas ornamentales de interior (Dypsis lutescens o palma de areca y Spathiphyllum spp. o lirio de paz). Además de la PAR (Radiación fotosintéticamente activa, por sus siglas en inglés), la temperatura del aire y la humedad relativa, en el estudio se incluyeron mediciones con base en las plantas.

En una prueba separada en el Brite Leaf Citrus Nursery en el Lago Panasoffkee, Florida, dos invernaderos de estructura cerrada con revestimientos de polietileno doble transparentes y redes en los gabletes y las paredes laterales, se equiparon con una cortina difusora con 50 por ciento de bloqueo (Harmony 5120 O E) y una cortina metálica Aluminet con 50 por ciento de bloqueo.

MÁS LUZ, TEMPERATURAS MÁS BAJAS
La exposición de las plantas a altas temperaturas conduce a estrés vegetal, por ejemplo el cierre de los estomas y la reducción de la tasa de asimilación neta de CO2, crecimiento y rendimiento. Si se reducen las temperaturas de las hojas, la planta estará menos estresada y la tasa de asimilación neta de CO2 y el crecimiento estarán más cerca de su punto óptimo. El aumento de la dispersión de la luz en general aumenta la eficiencia en el uso de la radiación de una planta.

Por otro lado, si la reducción de luz es demasiado excesiva, la asimilación neta de CO2 se verá limitada por la cantidad de luz y se reducirá la productividad fotosintética. Las cortinas también pueden generar cambios en la morfología de la planta y el crecimiento vegetativo.

Ambos estudios mostraron que el invernadero y los recintos provistos de cortinas blancas difusoras de luz con estructura abierta Harmony presentaban mayores niveles de luz y temperaturas más bajas que aquellos con cortinas negras y metálicas. En concreto, 15 por ciento más de luz PAR que las cortinas negras y ocho por ciento más de luz PAR que las cortinas metálicas Aluminet.

El invernadero Brite Leaf con las cortinas difusoras de luz fijas se mantuvo un 2,5 ° C más frío que el invernadero con una cortina metálica fija. Los datos climáticos mostraron que todos los días durante junio y julio las temperaturas del aire fueron más bajas en el invernadero con pantallas de cortinas difusoras.

Los investigadores de la Universidad de Florida observaron resultados similares: los recintos con cortinas difusoras Harmony eran 5 ° C más fríos que aquellos con cortinas negras y 2,5 ° C más fríos que los recintos con cortinas metálicas. Las temperaturas máximas se redujeron desde más de 40 ° C a 35 ° C. El estudio también registró una disminución de la temperatura de las hojas y el suelo en el invernadero con pantalla difusora.

Agosto y septiembre tuvieron patrones similares a los de junio y julio con respecto a luz y temperatura. Las diferencias en las temperaturas fueron más pequeñas durante agosto y luego la diferencia de temperatura aumentó de nuevo en septiembre. Los científicos conjeturan que esto podría deberse a las fuertes lluvias de agosto.

En la serie de fotos A-B (véase más arriba): A la izquierda, un invernadero equipado con cortinas metálicas Aluminet con 50 por ciento de bloqueo, a la derecha un invernadero equipado con cortinas blancas difusoras de luz con 50 por ciento de bloqueo Harmony 5120 O E. Los espacios sombreados son claramente visibles en el invernadero a la izquierda; en el invernadero a la derecha no hay casi ningún espacio sombreado gracias a las cortinas difusoras de luz.

En la serie de fotos C-D: Una prueba en el Brite Leaf Citrus Nursery de Florida analizó temperaturas, niveles de luz y humedad relativa de cortinas metálicas con 50 por ciento de bloqueo en comparación con cortinas blancas difusoras de luz con 50 por ciento de bloqueo.

Brite-Leaf-trial-imgs-C-D.jpg¿Qué significa esto para los productores?
Con base en los resultados, al seleccionar una pantalla de cortina difusora de luz los productores experimentarían los siguientes beneficios:

  • Luz difusa: más luz sobre todos los cultivos significa un aumento en la eficiencia del uso de la radiación, una fotosíntesis más eficaz y por lo tanto un crecimiento mejorado y más rápido.
  • Reducción de temperaturas medias: los cítricos presentan un crecimiento limitado por encima de 34 ° C. Si las temperaturas, en promedio, se reducen desde más de 35 ° C hasta menos de 35 ° C, el resultado es un aumento en la tasa de asimilación neta de CO2 y un mayor crecimiento/rendimiento de las plantas.
  • Reducción de las temperaturas máximas de 40 ° C a 35 ° C. Durante los días calurosos con una gran cantidad de radiación, las temperaturas en el invernadero superan fácilmente los 40 ° C bajo aluminio. A temperaturas tan altas, el cítrico sufre estrés por calor. Si se bajan las temperaturas máximas, las plantas sufren menos estrés calórico.
  • Las temperaturas más bajas en el invernadero pueden conducir potencialmente a un menor uso de agua.
  • En general, las temperaturas más bajas significan un clima más cómodo para trabajar.
  • Una mejor consistencia de crecimiento, es decir que todas las plantas reciben la misma cantidad de luz. La manipulación menos frecuente de las plantas reduce la intensidad del trabajo.
  • Plantas más fuertes y sanas: la luz llega más profundamente a cada planta.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias