Publicado 23/07/2015

Los costos de energía llevan a productor hacia la Nueva generación de producción

En 2012 el productor de tomates Dick van Noord, inició su producción en un nuevo invernadero. Fue diseñado, construido y equipado de acuerdo con los principios de la Nueva generación de producción. Las ventajas no fueron evidentes inmediatamente. Una evaluación de la cosecha, usando imagines térmicas dieron los resultados.

Energy-costs-drive-grower-to-Next-Generation-Growing-1.jpg
Dick van Noord (left) talks with Hugo Plaisier: “I would like to convert my old greenhouse for Next Generation Growing and save energy there as well. But circumstances make that currently impossible.”

En la provincial holandesa de Zeeland, Dick van Noord cultiva tomates de cóctel en racimo, una variedad de Brisco, en dos invernaderos. El primer invernadero es de 3.7 ha. El segundo es de 4.7 ha y fue construido en 2012. Fue equipado de acuerdo con los principios de la Nueva generación de producción. El productor utiliza dos pantallas transparentes, paneles de policarbonatos y posee unidades de deshumidificación en la pared. El invernadero tiene 7 metros de alto.

Él se decidió por la Nueva generación de producción, con un enfoque particular para ahorrar energía. “Sin importar los últimos precios, la energía es una parte muy grande del precio de costo. Si se pueden reducir la parte de los costos de electricidad, los beneficios a largo plazo siempre estarán presentes”.

Un botón extra

La forma de cultivar en el nuevo invernadero fue un proceso de aprendizaje, dice el productor. “Tienes un botón extra que presionar, específicamente el de la deshumidificación. En el invernadero viejo abría la pantalla para quitar cualquier humedad excedente. Ahora, con el nuevo invernadero, cuando hay un exceso de humedad, la unidad de deshumidificación tiene que trabajar más duro”.

Lidiar con la luz también requiere de una forma distinta de pensar. “Si hay muy poca luz, por ejemplo en un día nublado o lluvioso, solía tener que dejar la pantalla abierta en el viejo invernadero. En el nuevo puedo elegir. Incluso puedo dejar la pantalla cerrada en un día oscuro. Podré perder un poco de luz pero lo recupero con los ahorros de electricidad”.

Clima irregular

Los beneficios de la Nueva generación de producción en el invernadero nuevo no fueron inmediatamente aparentes. La distribución de calor horizontal fue buena, pero hubo una variación bastante larga. Había un calado en la base del cultivo; donde el aire se sentía mucho más frio que en la parte de arriba. “Algo no estaba bien”, dice Van Noord. “Empecé haciendo algunas preguntas. Simplemente probé diferentes cosas ya que quería dar con la solución”.

El cultivador de tomates fijó la temperatura del aire entrante un poco más alta que la temperatura requerida en el invernadero. Eso ayudó un poco: los tomates estaban bien pero las partes de arriba de las plantas no crecían bien. Y la fruta seguía madurando más lento que lo normal. El calado en la parte de abajo de la cosecha no se había ido.

Distribución del calor revelada


Energy-costs-drive-grower-to-Next-Generation-Growing-2_ESEventualmente Van Noord le preguntó a Arjan Vijverberg, un consejero de producción de tomates de DLV Plant, sobre su caso. Vijverberg decidió buscar la causa utilizando una cámara de imágenes térmicas. Esto mide la distribución del calor en el invernadero y el cultivo basándose en la radiación infrarroja y también puede detectar cualquier fuga en el aislamiento.

Las imágenes de la cámara mostraron la irregularidad de la distribución vertical de la temperatura en la cosecha. Las hojas en la parte de arriba estaban más cálidas que los tallos y la fruta de más abajo. Los tallos estaban más fríos que las hojas en la capa superior del aire y más caliente que las frutas. Las frutas eran las que estaban más frías.

Decididamente enfocado

Van Noord pudo alcanzar el clima deseado quitando el aire caliente a través de las mangueras de la parte inferior, con una temperatura 1,5°C más caliente y usando los rieles de crecimiento más. Esto aseguró que todas las partes de la planta reciban el calor deseado y necesario, incluso las partes de arriba del cultivo.

La cámara de imágenes térmicas ilustró esto muy claramente, dice Arjan Vijverberg, quien le aconsejó al productor sobre la Nueva generación de producción en el invernadero nuevo. “Las plantas se ajustan constantemente a su ambiente. Las imágenes infrarrojas producidas por la cámara muestran mucho mejor qué pasa que las mediciones con sensores. Las imágenes muestran claramente la diferencia de temperatura. Fue fácil ver que las frutas estaban más frías. Esto causaba su lenta maduración”. DLV Plant usa su cámara mayormente para investigaciones propias. Vijverberg dijo: “A veces la llevamos con nosotros para que podamos visualizar la distribución del calor y detectar cualquier fuga”.

Retorno de la inversión

Van Noord está satisfecho con la solución que encontraron. “Si decides apostar por la Nueva generación de producción tienes que apuntar a una reducción en el consumo de gas de nueve metros cubicos  por metro por año. Por supuesto, quieres recuperar la inversión necesaria”.

Energy-costs-drive-grower-to-next-generation-growing_ESLa pantalla doble móvil Luxous 1347 FR es esencial en su nuevo invernadero. Es completamente transparente y de acuerdo con el productor y Hugo Plaisier, del proveedor Svensson, es muy compacta y fácil de doblar para empaquetarla. Luego intercepta muy poca luz. “Tener dos pantallas crea más posibilidades para jugar con la luz y el clima que una sola. La pantalla no es tan difusa, así que obtengo un montón de luz a la mañana temprano y al anochecer, cuando el sol está en una posición baja”, dice el productor. “La transmisión de luz es máxima y, por supuesto, esto es muy interesante”, añadió Plaisier.

Conversión simple a la Nueva generación de producción

Al productor de tomates le gustaría ver una forma relativamente simple de convertir su viejo invernadero y hacerlo apto para la Nueva generación de producción. “Los bancos no están dando ninguna línea crediticia de momento ya que hay un montón de incertidumbre en el mercado. Sin embargo, nosotros seguimos teniendo que innovar. Por ello ansío la posibilidad de poder convertir mi viejo invernadero por un precio competitivo a la Nueva generación de producción. Los ahorros de energía harían que eso fuera atractivo”.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias