Publicado 30/07/2015

El ahorro de energía con La nueva generación de producción de berenjena: La observación de los equilibrios de la planta aporta nuevos hallazgos

En el otoño de 2013 se inició el proyecto “La nueva generación de producción de berenjena” en el vivero Greenbrothers de 11,5 hectáreas, en la localidad holandesa de Zevenbergen. El proyecto abarcó un área de 36 000 m2 y fue supervisado por TNO, la organización que integra la ciencia en la sociedad. Además de que se tradujo en un ahorro considerable de energía tanto en el invernadero de pruebas como en el invernadero de referencia, también les proporcionó información útil a Johan, Frank y Ben Groenewegen, los tres hermanos que dirigen el vivero, así como a otros productores

In-Greenhouses-Energy-Saving-Next-generation-Egglplant_GrowerUn año más tarde la decisión de aplicar el proyecto a un vivero comercial pareció ser un acierto. Once productores de berenjena holandeses y cuatro belgas (que cubren el 90 % de la superficie total de producción de berenjena en el Benelux), con el apoyo de los proveedores, el asesor Peter Geelen y líder del proyecto Joel van Staalduinen de Inno-Agro, lograron avanzar mucho en poco tiempo. Ellos consideran que su participación puede dar mucho más si el grupo completo se reúne una vez cada cuatro o cinco semanas. En el vivero, la prueba es supervisada por Frank Groenewegen y por Henk van Gurp, su gerente de producción.

Grandes pasos sin inversión

El proyecto de dos años es financiado por los productores, los proveedores que proporcionan financiación, tiempo y materiales y por medio de una contribución del programa Invernadero como Fuente de Energía. Los participantes pueden seguir la estrategia de cultivo a través de Let'sGrow.com.
LUXOUS 1347 FR

El invernadero de pruebas está equipado con dos mangueras de aire horizontales en la parte superior del edificio que están conectadas a dos unidades de tratamiento de aire que pueden deshumidificar el área bajo las pantallas cerradas. También contiene unidades verticales de recirculación Verti-Fan y una pantalla doble con telas Luxous 1347 FR. El invernadero de referencia contenía solamente una pantalla. Durante mayo y junio de 2014, también se instalaron ventiladores verticales como consecuencia de los resultados positivos. Asimismo, en 2015 también se instaló una segunda pantalla.

“Durante el año de preparación yo, junto con la mitad de los productores, pensamos que la tecnología era la solución. Incluso cuestioné si los otros productores debían pagar”, dice Frank Groenewegen. “Resulta que no se trata solo de la tecnología, sino más sobre entender los nuevos conocimientos, de manera que incluso sin hacer ninguna inversión, se pueden dar grandes pasos. Con la contribución individual de los participantes, todos tienen la oportunidad de compartir el conocimiento y recuperar la 'inversión'“.

Más pantallas

Durante el primer año de las pruebas de La nueva generación de producción, el objetivo era ahorrar energía mediante la optimización: más pantallas, menos calentamiento y control de humedad bajo las pantallas cerradas. En este sentido, el productor de berenjena dio grandes pasos. “En el invernadero de pruebas pasamos de 1500 - 2000 horas de pantalla a 4500 horas con una sola pantalla y 3500 horas con la segunda pantalla. El uso de pantallas en el invernadero de referencia aumentó a 4000 horas”.

Eso se puede ver reflejado en el ahorro de consumo de gas. Comercialmente, el promedio de consumo de gas es de 34 m3/m2. En el invernadero de referencia fue de 29 m3 y en el invernadero de pruebas solo 24.7 m3. Antes de que comenzaran las pruebas, el consumo de energía del cultivador era realmente muy alto, de 39 m3 de gas. “Eso se debía en parte a que el cogenerador nos proporcionaba buena rentabilidad. No habíamos aprendido a ahorrar energía y, por lo tanto, hacíamos las cosas mal. No me fijaba en la planta y el clima, solo en la temperatura del riel. Ahora, al usar las pantallas en función del aspecto, no solo ahorro energía, también tengo un cultivo más sano”.

In-GreenhousesNext-Generation-Eggplant
Las mangueras de aire ubicadas en la parte superior del invernadero de prueba están conectadas a dos unidades de tratamiento de aire que deshumidifican el área bajo las pantallas cerradas.

Movimiento del aire

Uno de los principios de La nueva generación de producción es no estimular la transpiración con el calentamiento, sino a través del movimiento de aire cuando la pantalla está cerrada. Este movimiento de aire garantiza un suministro continuo de energía a lo largo de las plantas para que sigan transpirando.

Anteriormente, Groenewegen mantenía la temperatura del riel en 35 °C por la noche y 38 °C en la madrugada. “La planta transpira y se enfría. Por lo tanto, es necesario calentar y, cuando se pone demasiado caliente, hay que abrir las pantallas”. Ahora usa las pantallas en función del aspecto. “Cerramos las pantallas tan pronto como se pone el sol o por una radiación de menos de 250 vatios. Debido al uso de los ventiladores verticales la planta se mantiene suficientemente activa. Me he percatado de que la calidad de la cosecha sigue siendo buena. Las hojas son más finas y más delgadas de lo normal. Esto es positivo porque entonces los azúcares también se reparten bien”.

Sin utilización de riel mínimo

Según Geelen, el movimiento de aire también se traduce en un clima uniforme, sin condensación. Esto evita problemas de hongos. “Una cosecha bajo un invernadero de techo de frío emitirá calor por radiación hacia el invernadero de techo frío. Si la pantalla está cerrada, la parte superior de las plantas se mantiene caliente. De esta manera se evita la condensación en la parte superior. Además, la parte superior recibe calcio y azúcares creando células más sanas y fuertes”, explica el asesor.

El nuevo enfoque se tradujo en un productor de berenjena con menos problemas y con más producto de primera clase. Para la siembra de diciembre (posterior a la de prueba), este nuevo conocimiento también se convirtió en una mayor producción.

Groenewegen no ha utilizado el riel mínimo durante el último año. Como resultado, la temperatura de la fruta se mantuvo baja, mientras que al final del día, en particular, desea tener frutos más cálidos. Por lo tanto, este año optó por tener un cultivo más abierto para que el sol pueda calentar los frutos. “Por coincidencia, la buena y más amplia variedad Rosheen estuvo disponible. Los criadores también son socios en nuestra prueba y le dan seguimiento a estos progresos”.

Nueva forma de pensar

Muchos colegas no se atreven a omitir el riel mínimo. “Es una lástima porque se puede ahorrar una gran cantidad de energía al combinar el uso de pantallas con la omisión del riel y aún conservar la calidad si también se utiliza un ventilador vertical. Me costaba mucho trabajo ahorrar gas. De esta manera no. Este es el resultado de La nueva forma de pensar. Solíamos fijarnos en el aspecto de la cosecha, pero esto era resultado de lo que ya había pasado y no indicaba nada sobre el mañana”, comenta sobre la antigua estrategia.

De acuerdo con el asesor Geelen, cuando se tiene una estrategia, se puede fijar el rumbo. Las sumas de temperatura y luz están en proporción la una con la otra. Si se hace esto constantemente, se obtiene un equilibrio, en lugar de siempre estar a la zaga de la realidad. “Por lo tanto, este año en el invernadero de pruebas optamos de manera deliberada por trabajar más con la naturaleza en combinación con una menor sobrecarga para las plantas”.

Producción y calidad superior

In-Greenhouses-EggplantLos productores mantienen una temperatura más elevada cuando la radiación es alta  (5 °C por cada 1000 julios) y dejan que la temperatura baje cuando disminuye la luz. “El productor mantiene esta línea diariamente. La idea es: obtener más luz y mayor temperatura para requerir menos ventilación durante el día”, comenta el asesor. Como resultado, más CO2 y más humedad permanecen en el invernadero. Y eso arantiza que la luz se convierta de manera más eficaz en productos asimilados. “El rendimiento y la calidad aumentan. La suma de luz determina la producción de asimilados. La temperatura determina el consumo de asimilados. En un día caluroso y brillante, los azúcares que se generan se transforman directamente en producción. La cosecha se puede manejar mejor en los días más oscuros al tener menor sobrecarga para las plantas”.

En el invernadero, el productor muestra que hay un menor número de frutas en las plantas. Estas frutas maduran más rápido por lo que, a fin de cuentas, el rendimiento es mayor. El desarrollo de las frutas es de un 10 a un 15 % más rápido que antes: 18 días en lugar de 21 días en el invernadero de prueba y 21 en lugar de 24 días en el invernadero de referencia. Este año, se da cuenta de que la producción está creciendo aún más rápido.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias