Retos

Por lo general, se pueden identificar tres desafíos en el cultivo de invernadero

1. Luz

Demasiada luz: calidad se deteriora debido a quemaduras en hojas y frutos.

Luz insuficiente: lento  crecimiento debido a la baja tasa de fotosíntesis

2. Humedad

Humedad excesiva: deficiencia de nutrientes y problemas de calidad debido a la poca transpiración. Aumento del riesgo de condensación y enfermedades causadas por hongos. Muy baja humedad: las plantas crecen robustas en un intento de reducir la transpiración. Esto reduce la calidad y el rendimiento de los cultivos.

3. Temperatura

Demasiado calor: demasiada luz solar calienta el invernadero y la cosecha a niveles no deseados. Para la mayoría de los cultivos, la fotosíntesis disminuye a temperaturas superiores a 30oC. En temperaturas más altas gran parte de los carbohidratos son gastados en mantenimiento, con pocas sobras para la formación de tejido vegetal. Demasiado frío: cuando la temperatura exterior es demasiado baja, el crecimiento de la planta, la fruta y la formación de flor es lento. Las temperaturas de invernadero pueden caer rápidamente en caso de noches frías, fuertes vientos, lluvia o nieve.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias