La alta radiación solar es un factor que afecta a todos los cultivos por igual, incluyendo las plantas ornamentales.

Con el objetivo de ser más competitivos y producir con mejor calidad muchos productores ornamentales en México se están enfocando cada vez más a implementar mejores tecnologías que les permitan producir más sin tener que incrementar la superficie de cultivo.

Federico in Greenhouse.jpg

La horticultura ornamental en México es una industria que genera anualmente 1,000 millones de dólares, y aunque México no se encuentra en los primeros lugares como país exportador, ocupa el 3er lugar a nivel mundial en superficie destinada a la producción de plantas ornamentales, con aproximadamente 22,000 hectáreas, de las cuales solo el 10 % se destina a la exportación.

Ubicada en Cuernavaca, Morelos, México, Plántulas de Tetela es una operación de aproximadamente 4 hectáreas de horticultura protegida enfocada en la producción de plántulas de diversas especies de plantas ornamentales, en su gran mayoría, además de también producir esquejes y plántulas para hortalizas. “La filosofía de Plántulas de Tetela es invertir en capital humano y alta tecnología en infraestructura para poder ofrecer a nuestros clientes la mejor calidad en plantas jóvenes, usando siempre material genético de alta calidad, así como proporcionar un mejor servicio a través de la asistencia técnica y de las guías de cultivo que se entregan en cada compra”, comenta Federico Martinez, gerente de producción.

El plástico Solarwoven es una herramienta para la protección del cultivo contra lluvias y radiación. De acuerdo a Federico, Solarwoven los ha ayudado a bloquear la luz UV hasta un 85%, sin que la luz PAR se vea afectada, bloqueando solo un 15% de ella. “Un plástico convencional calienta mucho el invernadero, por lo que se recurre a sombrear y esto significa sacrificar la calidad de la planta, de la flor y el número de flores. Bajo este plástico yo puedo cultivar plantas que necesitan mucha luz en época de lluvia, mientras están protegidas tanto de la lluvia como del granizo”

Tetela 1.jpg

Los principales problemas de Plántulas de Tetela son la gran cantidad de lluvia y granizo que reciben en su zona. Para proteger los cultivos de estas inclemencias recurren a las cubiertas de plástico, pero los plásticos convencionales les generan altas temperaturas en el invernadero, causando que la planta entre en estrés, y por consecuencia disminuye su producción.

“Al cambiarnos a Solarwoven logramos disminuir la temperatura tanto en hoja como en el ambiente. También gracias a esta protección contra la intemperie, en temporada de lluvia logramos seguir con la producción, obteniendo la misma calidad que cuando colocamos las plantas directamente bajo el sol. Con un plástico convencional de invernadero no tendríamos estos resultados” enfatiza Federico.

Para Federico Martinez, Solarwoven es una cubierta ideal para la protección de cultivos en zonas con temperaturas muy altas y contra la intemperie, a la vez que disminuye considerablemente la radiación entrante.

 

Suscríbase a nuestro boletín de noticias